Visualizando Tu Funeral

5
(8)
Te interesa si…
  • Estás perdido en tu vida
  • Te cuesta actuar y mover el culo
  • No encuentras motivos para hacer cosas en tu día a día
Si lees este artículo, podría pasar que…
  • Encontraras una razón por la que hacer algo nuevo o diferente
  • Se te ocurra aquella idea que hace días que buscabas
Si no lo lees pueden pasar 2 cosas:
  • Ahorras unos minutos de lectura y 
  • Sigues tal y como hasta ahora.

Introducción

¿Has oído alguna vez sobre las visualizaciones y el poder que tienen sobre nuestra mente?
 
Hace casi un año, el 16 de diciembre de 2018, hice mi primera visualización guiada en un evento llamado Target, al que fuí invitado por mi amiga Andrea. Justo ese fin de semana, no tenía partidos y pude aprovechar el domingo para asistir con mi novia Laura a una jornada de crecimiento personal y motivación. ¡PLANAZO!
 
A lo largo de todo el día se estuvieron dando mensajes interesantísimos con el objetivo de prepararnos para definir cuáles serían nuestros objetivos SMART de las diferentes áreas de nuestra vida.
 
Para finalizar, se realizó una visualización, algo acerca de lo que había leído pero que nunca había hecho. La sensación fue indescriptible. Lo que sentí, lo que me pasó por la cabeza y lo que me recorrió por el cuerpo al escuchar lo que el ponente iba diciendo me dejaron profundamente reflexivo y pensativo.
 
Acabábamos de hacer la visualización del día de nuestro funeral.
 
Sí, has leído correctamente. Visualizamos el día de nuestro funeral. ¿Curioso y macabro cuanto menos, no? 
 
En este momento me encuentro releyendo el libro de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Stephen Covey (uno de los libros más famosos de crecimiento y liderazgo personal) y al inicio del capítulo 4, donde habla de hacer las cosas con una finalidad en mente, me vuelvo a topar con este ejercicio de visualización. 
 
Al día siguiente, en la cita semanal con uno de mis clientes, me encuentro ante una situación nueva para mí. La persona que tengo delante afirma tener ganas de mejorar cosas pero sin deseo alguno de hacer lo necesario para mejorarlas, o lo que es lo mismo, llegar a la cima sin haber recorrido el camino. Debido a mi poca experiencia, lo primero que pensé fue: ¡vaya! sinceramente no sé que decirle, no sé si hoy voy a poder ayudarle, investigaré algo al respecto y veremos… Fue entonces cuando se me encendió la luz y vino a mi mente el ejercicio que os presento a continuación, la visualización del día de tu funeral.

Descarga el ejercicio de la visualización

Para poder descargar el ejercicio de visualización, debes aceptar la política de privacidad

¿Qué es una visualización?

Una visualización es un ejercicio de introspección personal que busca llevar a la persona a una situación determinada a través del uso de la imaginación y de los pensamientos. El objetivo es hacer sentir a la persona aquellas emociones que podría sentir en la situación imaginada y así prepararte o anticiparte en el presente.
 
Como dice Maxwell Maltz en su libro Psicocibernética: “Nuestra mente no distingue una experiencia vívidamente imaginada de una realmente vivida”.
 
Eso es precisamente lo que ocurre durante un ejercicio de visualización, que conseguimos llevar nuestra mente a una situación del futuro para empezar a tomar acción en el presente.

Antes de la visualización

Para que la visualización sea lo más efectiva posible debes tener en cuenta los siguientes puntos:
  • Coge papel y boli, puede que luego quieras escribir.
  • Busca un lugar tranquilo, donde puedas estar solo y relajado y en el que nadie te pueda interrumpir ni distraer.
  • Ponte cómodo, sentado de manera de tus brazos y tus piernas NO estén cruzados
  • Trata de mantener tu mente lo más abierta posible a sentir y experimentar nuevas sensaciones.
  • Cierra tus ojos y disfruta de la visualización

La visualización

Asegúrate que cumples todos los puntos del apartado anterior, son estrictamente necesarios para que el ejercicio funcione y genere el efecto deseado.
 
En cuanto empiece la visualización y escuches la voz del guía, deberás…
  • Mantener los ojos cerrados en todo momento
  • Ponerte en situación y escuchar atentamente.
  • Intentar visualizar con todo detalle todas las situaciones que se te van presentando.
  • Tratar de sentir las sensaciones que tienes así como evitar juzgar lo que escuchas o visualizas.
Recuerda que nada importante está en peligro, estás bien y estás seguro.

El guía de la visualización te pondrá en situación y te guiará hasta el momento antes de que empiecen a hablar varias personas importantes para ti.

Es entonces cuando debes empezar a hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué te gustaría que dijeran sobre ti?
  • ¿Qué tipo de persona te gustaría haber sido para ellos?
  • ¿Cómo querrías que te recordaran?
  • ¿Qué impacto o valor te gustaría haber generado en sus vidas?

El objetivo de la visualización del día de tu funeral es ayudarte a encontrar el tipo de persona que quieres ser o en que te quieres convertir, utilizando el poder de la imaginación y de los pensamientos.

Después de la visualización

Una vez haya terminado la visualización, debes dejarte espacio para sentir todas las emociones y sensaciones que tengas. 

Recuerda que tienes papel y boli para que puedas escribir y sacar fuera todo lo que estás sintiendo en este momento.
 

Con el ejercicio que recibirás al suscribirte, adjunto una tabla que puedes utilizar para hacer la reflexión post- visualización, centrándote principalmente en el carácter, las aportaciones y los logros que los distintos grupos de tu vida hayan podido ver en ti durante todos estos años.

Para acabar y una de las cosas más importantes, es que pienses en lo que puedes empezar a hacer ahora para que esto que has sentido e imaginado, pueda hacerse realidad.

La visualización como herramienta de crecimiento personal

Antes de cerrar este artículo, quiero puntualizar algunos aspectos de este ejercicio de autoreflexión personal.

Si bien es una herramienta que en algunos casos te puede ayudar a conseguir tus objetivos, como ya habrás podido imaginar, debes saber que no es útil ni para todas las personas ni para todas las situaciones de la vida.

Pensar en positivo o creer que visualizando aquello que quieres conseguir es todo lo que necesitas para conseguirlo es una afirmación bastante arriesgada.

Cuando estás visualizando, todo lo que aparece en tu imaginación tiene su razón de ser. Como todas las personas, tienes creencias y emociones relacionadas.

Os voy a poner un ejemplo aplicado a una de mis pasiones, el arbitraje. 

Imagina que eres árbitro y tienes un partido importante (todos lo son) la semana que viene. Arbitrar te gusta y se te da bien. Estás haciendo un buen trabajo últimamente y estás satisfecho con tus resultados. Imagina que yo te digo: “Cierra tus ojos y visualízate en el pabellón, corriendo al lado de los jugadores, sintiendo la presión del público y el calor de tus compañeros en los tiempos muertos. Visualízate acertando las 3 primeras acciones del partido y la respuesta positiva que éstas generan en los jugadores, entrenadores, en tus compañeros y en el público“.

Ahora, imagina otro caso distinto. Tienes partido la semana que viene, llevas 3 jornadas incómodo contigo mismo en la pista, no te acabas de tener feeling con tus compañeros y la última vez que arbitraste a esos 2 equipos las cosas no fueron muy bien. Pensar en arbitrar nuevamente te da miedo y hasta te tiemblan algunas partes del cuerpo. Entonces imagina que yo te digo lo mismo que al anterior: “Cierra tus ojos y visualízate en el pabellón, corriendo al lado de los jugadores, sintiendo la presión del público y el calor de tus compañeros en los tiempos muertos. Visualízate acertando las 3 primeras acciones del partido y la respuesta positiva que éstas generan en los jugadores, entrenadores, en tus compañeros y en el público”.

¿En qué caso crees que puede funcionar mejor? Parece evidente que en el primero de los 2. En el segundo caso, difícilmente podemos conseguir un resultado positivo haciendo visualizar a esa persona una situación con carga emocional negativa para él/ella. 

Lo que hace falta en ese caso es entender esas emociones y creencias que hay detrás de ese caso en concreto. Creencias que pueden llevar a uno a pensar que va a fallar a la primera oportunidad que tenga, el público se va a poner en su contra, los entrenadores le protestarán todas las acciones o los jugadores le replicarán sus decisiones.

Hace falta ser un experto para que una visualización funcione para trasladar un imagen mental del lado negativo al lado positivo.

AHORA, TE RETO A QUE…

  • Te suscribas para tener acceso al ejercicio de la visualización.
  • Te guardes un espacio de tiempo que te permita hacer este ejercicio con calma
  • Tomes acción con todas aquellas cosas que quieres mejorar de una vez por todas

Si te ha gustado el artículo, puedes hacer varias cosas…

  • Compartirlo con alguien a quien creas que le pueda interesar
  • Valorarlo del 1 al 5 según lo que tu consideres
  • Comentar cuales son tus impresiones al respecto o si tienes alguna duda sobre algo de lo que he escrito
  • Suscribirte para no perderte ningún artículo como este.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí!

¿Aún no te has suscrito? ¿A qué estás esperando?

Para poder suscribirte, debes aceptar la política de privacidad

¿Te ha parecido útil?

Haz click en una de las estrellas para valorarlo

Puntuación Media 5 / 5. Puntuación 8

No hay puntuaciones de momento. ¡Sé el primero en hacerlo!

Como esta página te pareció útil...

¿Por qué no me sigues también en las redes sociales?

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.