info@mejoreto.com | Móvil: 675138547

Los Objetivos Para Alcanzar Tu Meta

5
(10)
Te interesa si…
  • No sabes la diferencia entre un objetivo y una meta
  • No tienes objetivos ni metas
  • Te gustaría tenerlos pero no sabes como ponértelos
  • Si los tienes pero no los consigues
Si lees este artículo, podría pasar que…
  • Aprendieses algo sobre este tema
  • Empezases a pensar sobre qué objetivos y metas te gustaría conseguir
  • Comprendieses la forma de ponerte objetivos y metas que pudieras alcanzar.
  • Encontrases la forma de conseguir aquello que te propones.
Si no lo lees pueden pasar 2 cosas:
  • Ahorras unos minutos de lectura y 
  • Sigues tal y como hasta ahora.

INTRODUCCIÓN

A finales de setiembre se celebró en Zaragoza el Open Day 2019, la jornada inaugural de la Liga Femenina Endesa, la primera división de baloncesto en España. Este evento consiste en una jornada de 2 días en la que se celebran todos los partidos de la categoría en el mismo pabellón, en este caso las instalaciones del Siglo XXI.
 
150 jugadoras, más de una veintena de entrenadores, delegados, preparadores físicos y médicos y como no podía ser de otra manera, también estábamos nosotros, los árbitros. Un total de 21 árbitros para dirigir los 7 partidos de la jornada, 5 el sábado y 2 el domingo. Junto a nosotros, estaban 2 de los técnicos del Grupo 1 de la Federación Española de Baloncesto y cada uno de ellos tiene asignado un grupo de árbitros del cual es tutor.
 
¿Muy interesante, pero que tiene que ver todo esto con los objetivos y las metas?
 
Al acabar los partidos recibimos feedback por parte de los técnicos y aprovechando que era el comienzo de una nueva temporada, nos sentamos a hablar con nuestro tutor para definir el plan de trabajo de cara al nuevo curso.
 
Mi técnico me preguntó por mis objetivos, por las cosas sobre las que quería trabajar, mis puntos fuertes y mis puntos débiles y tengo que reconocer que no estaba preparado para contestar. No me lo había planteado, al menos de forma que se lo pudiera explicar a otra persona. Tenía una vaga idea sobre las distintas cosas que quería mejorar pero sin la menor idea de cómo llevarlo a cabo, cuándo hacerlo o ni siquiera si se trataba de algo relevante sobre lo que valía la pena trabajar.
 
Él me hizo reflexionar sobre algo que yo ya sabía, pero como muchas otras cosas, había olvidado.  ¿Cómo es posible, que siendo una persona que está construyendo un proyecto como MejoReto, no tenga objetivos y metas claras para mi mayor afición que es el arbitraje?
 
Se me cayó la cara de verguenza…y con razón. Me dijo que lo pensara y que le diera una vuelta y que cuando lo tuviera, que se lo pasara para que lo pudiéramos comentar. La conversación duró menos de 10 minutos. ¡Una oportunidad perdida!
 
¿Qué creéis que hice? Lamentarme por no haber previsto que esta conversación podría ocurrir después del partido o tomar acción y pensar en lo que quería conseguir?
 
Si me conoces un poco, sabrás que me decanté por la segunda. ¿Desde cuándo lamentarse es una opción? ¡Para mí no lo es! Al cabo de una hora, en el AVE de vuelta a Barcelona le dediqué 90 minutos a definir los objetivos que quería conseguir para alcanzar la meta que me había propuesto, ser un árbitro con capacidad para asumir mayores responsabilidades dentro de mi categoría. 1
 
Y aquí es donde puse en práctica lo que ya sabía, la teoría sobre los objetivos SMART, algo que probablemente conocerás pero que como yo, no siempre apliques en tu vida.  
 
Mi objetivo es recordártelo y hacerte pensar en la forma de aplicarlo en tu vida desde hoy mismo.
objetivos-metas-smart

"Todas las personas exitosas tienen algún objetivo. Nadie puede llegar a ninguna parte a menos que sepa a dónde quiere ir y qué quiere ser o hacer."

LA DIFERENCIA ENTRE UNA META Y UN OBJETIVO

Antes de empezar, es importante diferenciar un objetivo de una meta, pues aunque a veces se utilicen distintamente, son cosas distintas.
 
Mientras que la meta es el destino final al que queremos llegar, los objetivos son los pasos que vamos dando para llegar a ese destino final.
 
Una meta es:
    • Abstracta, es difícilmente accionable
    • Emotiva, pues contiene emociones implícitamente en su consecución
    • Ambiciosa, pues consiste en algo que no es fácil de conseguir.
En cambio, los objetivos son:
    • Concretos y fácilmente accionables
    • Medibles, lo que significa que podemos saber su evolución según parámetros numéricos
    • Temporales, tienen una fecha de caducidad
Buenos ejemplos para diferenciar las metas de los objetivos serían…
 
META (GOAL) OBJETIVO (Objective)
Comer saludable
Seguir la dieta del nutricionista cada día
Dejar de fumar
Reducir el consumo de tabaco en 1 cigarro cada semana
Hacer deporte
Ir a correr 3 días a la semana
Leer más
Leer 10 minutos al día

"El problema de no tener un objetivo claro, es que se puede pasar la vida corriendo de un lado a otro del campo, y no meter el gol."

COMO PONER UN OBJETIVO

Un objetivo es una acción que debemos realizar a fin de conseguir un resultado determinado. Esto es lo que yo debía trabajar y trabajé durante mi trayecto de AVE. 
 
En mi caso, utilice el criterio SMART para definir mis objetivos, sin embargo, en la investigación que he hecho para escribir este artículo he encontrado también la teoría de fijación de metas de Edwin Locke.
 

OBJETIVOS SMART

SMART es un acrónimo que nos sirve como guía para definir objetivos correctamente.
 

S – ESpecífico, claro y concreto.

Cuanto más específico sea tu objetivo, más claro estará lo que tienes que hacer. No es lo mismo decir: “quiero ahorrar dinero” que decir: “quiero ahorrar 20€ cada semana”.
 
Para ello es necesario que tengas claro qué quieres conseguir exactamente.
 

M – Medible y fácilmente identificable.

Lo que significa que hay pruebas que demuestran que has conseguido aquello que querías.  

Si quieres mejorar tus hábitos de gestión del tiempo, algo que se puede medir, deberás saber antes a qué le dedicas el tiempo antes de poder valorar si has mejorado o no, pues otra de las razones por las que es necesario que sea medible, es precisamente la posibilidad de comparar un momento con otro.
 

A – Alcanzable según tus habilidades y recursos.

Uno mismo debe saber cuál es su punto de partida y qué herramientas posee para conseguir aquello que se propone.
 
Por ejemplo, hace 2 años yo leía unos 4-5 libros al año. En el momento en que escribo este artículo, llevo leídos ya 33 libros, algo impensable e inalcanzable para mi en 2017 por varias razones: leer no era prioridad para mi, no tenía el hábito tan desarrollado como ahora y no disponía del tiempo ni de la habilidad de leer rápido que tengo ahora.
 

R – Relevante, o lo que es lo mismo, que importe, especialmente a ti.

De nada sirve perseguir un objetivo que te da igual, que no genera un impacto en tu vida el hecho de conseguirlo. Hacer clases de esperanto 3 días a la semana podría ser un objetivo perfectamente válido pero si no tienes una razón importante por la que asistir, como podría ser hablar con tu pareja o tus suegros, dejarás de ir al poco tiempo.

 

T – Limitado en el Tiempo, es decir, con una fecha de caducidad en la que deberías haber conseguido ese objetivo.

El clásico ejemplo de: “quiero perder 10 kilos para el comienzo de verano” representa un objetivo que tiene una fecha límite en el tiempo y en la que ya queremos haberlo conseguido.  
 
A esto le quiero añadir 2 criterios más, que he aprendido en la Soft Skills Academy  y son los M&M.
 

M – Motivador para ti.

Algo parecido a Relevante y cuya finalidad es asegurar que aquello que quieres conseguir te mantenga motivado y retado en todo momento. Cuando un objetivo deja de ser motivador porque ya no es desafiante, deja de ser un objetivo porque ya se ha convertido en algo que hacemos automáticamente, un hábito.
 

M – Motivante para las personas que están a tu alrededor.

Ser el cambio que quiero ver en el mundo es uno de los principios de MejoReto y un objetivo motivante para los demás, no solamente es bueno para ti sino que también puede serlo para los demás.

TEORÍA DE FIJACIÓN DE METAS DE EDWIN LOCKE 

En ella, Edwin Locke nos habla indistintamente de metas y objetivos y lo enfoca especialmente en el mundo laboral, aunque es perfectamente aplicable a cualquier ámbito de la vida.
 
Su teoría se basa principalmente en que las metas y objetivos son la fuente básica de motivación de una persona y que dependiendo de los que se proponga y del hecho que se los proponga, tendrás más o menos motivación.
 
¿Te sientes desmotivado? ¿Te cuesta mucho levantarte por las mañanas para ir a trabajar? ¿Te faltan ganas para hacer las cosas?
 
Es muy probable que te falten metas que quieras alcanzar, pues precisamente gracias a tenerlas, las personas somos capaces de dar lo mejor de nosotros mismos para conseguirlo, mejoramos nuestro rendimiento y hasta estamos más ilusionados por conseguirlo.
 
Personalmente, tener la meta de poder trabajar toda mi vida en mi proyecto personal me da una razón por la que levantarme todas las mañanas, al igual que la posibilidad de ser padre y montar mi familia o llegar a ser árbitro de la mayor categoría posible. Si no las tuviera, me resultaría mucho más difícil seguir con el mismo entusiasmo y ganas, aunque seguro que buscaría otros.
 
En mi caso, todas son metas accesibles y realistas, teniendo en cuenta mi situación actual. Si no tuviera ni siquiera un blog o no fuera árbitro, sería mucho más difícil conseguirlas. 

Según Locke, la satisfacción de las personas depende de su capacidad para conseguir los objetivos que se proponen, objetivos que requieran de un esfuerzo y que supongan un reto (¿te suena de algo?). Esto provoca, inevitablemente, un aumento en el foco y la concentración que pones para conseguirlo, mayor capacidad para persistir y perseverar hasta alcanzarlo y una movilización de energía y recursos con tal de cumplirlo. 

“Un objetivo bien fijado, es un objetivo a medio camino de ser alcanzado.”

AHORA, TE RETO A QUE…

  • Inviertas 10 minutos a pensar en metas que te gustaría conseguir y ordénalas según la prioridad que tu quieras.
  • Quédate con la primera de todas y piensa objetivos que deberías alcanzar para conseguir tu meta.
  • Aplica el criterio SMART para ambos y…
  • ¡MANOS A LA OBRA!

Si te ha gustado el artículo, puedes hacer varias cosas…

  • Compartirlo con alguien a quien creas que le pueda interesar
  • Valorarlo del 1 al 5 según lo que tu consideres
  • Comentar cuales son tus impresiones al respecto o si tienes alguna duda sobre algo de lo que he escrito
  • Suscribirte para no perderte ningún artículo como este.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí!

¿Te ha parecido útil?

Haz click en una de las estrellas para valorarlo

Puntuación Media 5 / 5. Puntuación 10

Como esta página te pareció útil...

¿Por qué no me sigues también en las redes sociales?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.