info@mejoreto.com | Móvil: 675138547

Tu Eres Tu Mayor Recurso, Invierte en Ti

5
(7)
Te interesa si…
  • Eres de los que te quejas siempre por la falta de tiempo,
  • Quieres aprender sobre más cosas de las que ya sabes,
  • Piensas a menudo en tu futuro y en lo que te gustaría conseguir.
 
Si lees este artículo, podría pasar que…
  • Le empezases a dar vueltas al coco sobre el uso que haces de tu tiempo y dinero,
  • Fueras más consciente sobre las cosas que haces a diario y el valor que tienen para ti,
  • Dejases algún hábito improductivo (o te lo plantearas),
  • Empezases a hacer algo que te genere un retorno positivo (o te lo plantearas).
 
Si no lo lees pueden pasar 2 cosas:

  • Ahorras unos minutos de lectura, o
  • Dejas escapar otra oportunidad de cambiar o mejorar algo sobre tu vida.

INTRODUCCIÓN

A principios de este año 2019 se me presentó una oportunidad totalmente nueva para mi. Hacer un curso con el que podría hacer muchas más cosas en mucho menos tiempo. El lema llamaba mucho la atención y llegaba justo en un momento ideal de mi vida. Estaba a punto de dejar el trabajo y con mucho tiempo para dedicarme a mi, a mi formación y crecimiento personal. El momento perfecto.
 

Decidí que por primera vez en mi vida, iba a invertir mis recursos económicos en formación para mi. Hasta entonces lo único en lo que había invertido dinero era en libros teniendo en cuenta que la universidad corrió a cuenta de mis padres.

Decía Benjamin Franklin que “todo lo que pagas de tu cuello para abajo es un gasto y que todo lo que pagas de tu cuello para arriba, una inversión”. 
 
Aunque alguno pueda pensar que los sombreros no son una inversión, la formación en aprendizaje si lo es.
 
En el curso nos enseñaron decenas de métodos de concentración, lectura rápida, comprensión profunda y memorización a corto y largo plazo, entre otros. Gracias a todo esto iba a ser capaz de hacer muchas más cosas en menos tiempo.
 
Mi objetivo era liberar tiempo para hacer otras cosas como dormir, pasar más tiempo con mis amigos, salir de fiesta o simplemente no hacer nada. Sin embargo, esto no ha sido lo único que he conseguido…
 
Cuando descubres algo tan potente, que te permite conseguir más resultados en menos tiempo, lo que acaba ocurriendo es que quieres dedicar aún más tiempo, para conseguir mejores resultados. 
 
En 5 meses aprendí italiano, monté el blog que estás leyendo ahora, leí unos 20 libros, preparé y disfruté de mi viaje a Perú, teniendo tiempo de sobras para mi pareja, mi familia, amigos y demás.
 
Descubrí qué podía hacer más en menos tiempo, pero que para ello, era necesario invertir tiempo, esforzarme y trabajar duro para conseguirlo.
 
Y de esto quiero hablar hoy, del poder de invertir en ti mismo.
 
¿Te has parado a pensar alguna vez en qué inviertes tus recursos?
 
En la vida tenemos principalmente 2 recursos que podemos invertir: el dinero y el tiempo. A menudo intercambiamos el uno por el otro indistintamente.
 
Trabajamos u ofrecemos servicios a cambio de dinero, pagamos peajes para ahorrarnos tiempo en la carretera o billetes premium para no tener que hacer cola o esperar como los demás. Siempre aparece alguno de los 2 en la ecuación.
 

El falso poder del dinero

Vivimos en el mundo de la inmediatez y las prisas. Nos cansamos muy rápido de esperar, queremos que todo ocurra lo antes posible y creemos ser felices cuando obtenemos resultados instantáneos.
 
Nos hemos acostumbrado a una sociedad en la que podemos conseguir de todo a cambio de dinero. Y podemos conseguirlo AHORA.
 
Podemos pagar absolutamente para todo, como si no hubiera límites para aquél que tiene la cartera llena.
 
Por poner un par de ejemplos…
  • Forma Física: Pagar por una liposucción en lugar de hacer un plan de entrenamiento diario para adelgazar
  • Dentista: Pagar para que te curen una caries en lugar de cepillarte los dientes un mínimo de 3 veces al día y comer saludable. 
Esto nos lleva a pensar que cuando queremos lo mismo con nuestras vidas, funciona exactamente igual.
 
Sería estúpido negar que el dinero es imprescindible en el mundo en el que estamos así como ignorar el poder que tiene. Pero también sabemos que hay cosas que el dinero no puede comprar, especialmente donde el único recurso válido es el tiempo.
 

El misterioso poder del tiempo

¿Te has preguntado jamás por qué hay tanta gente que fracasa con sus proposiciones de Año Nuevo? 
¿Por qué no somos capaces de conseguir lo que nos proponemos?
 
Falta de tiempo, otras obligaciones más importantes, pereza, aburrimiento…sean probablemente respuestas que se te hayan venido a la cabeza. 
 
¿Y si viera resultados desde el día 1, seguiría haciéndolo?
 
Debes saber que tu vida no funciona de la misma forma que la sociedad en la que vives y que para ver resultados hace falta tiempo. Tiempo que traducido en esfuerzo, paciencia y práctica acaba reportando cambios en tu vida. El dinero no vale.
 
Te invito a que dudes de todos los métodos que dicen asegurar el mayor de lo resultados en el menor de los tiempos. Pregunta e investiga. Detrás siempre hay una gran dedicación de tiempo traducida en esfuerzo.
 
No existe una fórmula secreta para adelgazar en una semana ni para aprender chino en 30 días si no estás dispuesto a meter tiempo.
 
Entonces, ¿eso significa que siempre que quiera conseguir algo, le tendré que dedicar tiempo?
 
Uno de los beneficios de empezar algo ahora es el poder acumulativo de nuestras acciones. 
 
Si estás aprendiendo sobre algo nuevo, el esfuerzo que le tendrás que dedicar al principio, no será el mismo que el que le tendrás que dedicar cuando lleves 20 días haciéndolo, ya que lo dominarás mucho más. Esto aplica tanto en la puesta en marcha como en la acción en sí.
 
Ejemplo: me propongo empezar a leer cada día porque creo que me puede servir para aprender algo nuevo. Al principio me costará, acabo de empezar. Cuando lleve 50 páginas del libro, probablemente haya descubierto cosas que desconocía y que hacen que tenga ganas de seguir leyendo, resultándome mucho menos costoso el hecho de empezar a leer.
 

¿En qué invierto?

Tu conoces exactamente tu situación actual y qué áreas de tu vida necesitan de una mayor inversión, independientemente de que ahora lo estés haciendo. Saber no significa hacer.
 
Si tuviera que recomendarte en qué invertir tus recursos, tanto tiempo como dinero, me quedaría con estas 3.
 
De no tener alguno de los 2, siempre puedes compensar con el otro, pero quiero recalcar que no hay nada como el tiempo para ver cambios en el plano personal.
 

1. SALUD (Estilo de Vida Saludable)

Hazte estas preguntas: 
  • MEJORAR – ¿Cuál es el nivel de satisfacción con tu estado físico actual?
  • ENFERMOS – ¿Cuántas veces te has puesto enfermo en los últimos 6 meses? ¿Qué te has perdido por ello? ¿Cómo te sientes?
  • PREVENIR – Teniendo en cuenta el estilo de vida que llevas actualmente, ¿te has planteado alguna vez cómo estarás a nivel de salud dentro de uno años?
Estos interrogantes ya deberían haberte hecho reflexionar sobre porqué es importante estar sano.
 
Tu cuerpo es el que te va a acompañar hasta el día que te mueras y debes cuidarlo para mantenerlo en las mejores condiciones.
 
Comer sano, hacer ejercicio a diario, descansar bien, no tomar sustancias nocivas para tu salud o reducir su consumo al máximo son algunas de las cosas que puedes empezar a hacer.
 
Con una combinación de tiempo y dinero, puedes llegar a conseguir grandes resultados. 
 

2. FORMACIÓN en TI (Desarrollo Personal)

Pregúntate lo siguiente:
  • ¿Cuántas veces has echado de menos saber o conocer algo en el último mes? 
  • ¿Qué oportunidades te has perdido por no hablar un idioma, desconocer una tecnología o no saber más de un tema en concreto?
  • ¿Cómo te sientes cuando desconoces algo que podrías saber? ¿Qué sensación te queda?
El nivel de sinceridad que hayas utilizado al responder estas preguntas puede que haya despertado algo dentro de ti.
 
Tu mente es como el “hardware de un ordenador o un móvil. Pongamos que Apple deja de invertir recursos en mejorar su sistema operativo. Este deja de evolucionar y ya no se adapta a las necesidades de sus usuarios. Mientras tanto, Samsung sigue dedicando esfuerzos para evolucionar su producto, el cual sigue mejorando y se adapta cada vez más a lo que piden los clientes. ¿En qué invertirías tu?
 
El mensaje es claro, si no te actualizas no solamente no mejoras si no que te quedas atrás, porque los que están a tu alrededor si lo están haciendo.
 
Leer un artículo en un blog, estudiar un libro, ver un vídeo formativo en Youtube, asistir a una charla o participar en un curso de formación son algunas de las opciones que están a tu alcance.
 
De nuevo, el tiempo y el dinero se alían para hacer una mejor versión de ti.
 

3. FAMILIA y AMIGOS (Relaciones Excelentes)

Aunque estemos hablando de invertir en ti, dedicar tiempo a las personas que nos rodean tiene un retorno positivo en nosotros.
 
Dar y recibir. Como Bill Murray en el día de la marmota, saber más sobre la vida de los demás a base de preocuparte por ellos, te confiere un poder enorme que tiene beneficios positivos tanto para la otra persona como para ti.
 
Por ejemplo, en el amigo invisible, ¿disfrutas más cuando abres el regalo que te han hecho o cuando abren el que tu has hecho? Apuesto a que la segunda. 
 
La vida es como el amigo invisible, el beneficio que tiene dar suele ser mayor que el de recibir, no solo por cómo te sientes al hacerlo si no también por que corres el riesgo de recibir tu en el futuro.
 
Pasar más tiempo con tus abuelos, enviar un mensaje a un amigo con el que hace tiempo que no hablas o acordarte del cumpleaños de tu amiga del cole enviándole un vídeo felicitación son algunas de las cosas que podrías hacer a partir de hoy.
 

¿En qué desinvierto?

  • ¿Cuántas horas pasas en Instagram viendo fotos y stories de gente que realmente no te importa o viendo series en bucle con el único objetivo de entretenerte?
  • ¿Cuánto tiempo le dedicas a cosas que haces por obligación en comparación con las que te gustaría hacer?
  • ¿Cuánto tiempo pasas sin hacer nada en concreto, simplemente, perdiendo o “matando” el tiempo?
Quita tiempo a todas aquellas acciones vacías y sin retorno, que no te aporten nada positivo más que entretenimiento fácil y diversión barata. Tienes derecho a estar entretenido y divertirte, pero recuerda qué es lo que realmente quieres conseguir y que no puedes hacerlo absolutamente todo en esta vida.
 

Ahora, TE RETO a que…

  • Inviertas 1 minuto en escribir una lista de cosas a las que dedicas tu tiempo.
    • Apunta el tiempo aproximado que le dedicas a cada cosas
    • Tacha aquellas que no te aportan valor verdadero
    • Subraya aquellas cosas a las que le dedicas más tiempo del que te gustaría
  • Inviertas 1 minuto en escribir una lista de cosas en las que podrías invertir tu tiempo.
    • Escoge solamente 1 y empieza a dedicarle 5 minutos cada día a partir de hoy.

Si te ha gustado el artículo, puedes hacer varias cosas…

  • Compartirlo con alguien a quien creas que le pueda interesar
  • Valorarlo del 1 al 5 según lo que tu consideres
  • Comentar cuales son tus impresiones al respecto o si tienes alguna duda sobre algo de lo que he escrito
  • Suscribirte para no perderte ningún artículo como este.

¡Gracias por haber llegado hasta aquí!

¿Te ha parecido útil?

Haz click en una de las estrellas para valorarlo

Puntuación Media 5 / 5. Puntuación 7

Como esta página te pareció útil...

¿Por qué no me sigues también en las redes sociales?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.